La leyenda del Golem

En el folklore medieval inspirado en la tradición mística hebrea, el término "Golem" designa a un embrión que aún debe expresar sus potencialidades. Las leyendas lo presentan como un ser creado artificialmente, mediante prácticas mágicas.


En Salmos 139:16 hallamos el término gomy, con el significado de "mi embrión". Según las fuentes hebreas de Europa oriental, esta criatura modelada de arcilla roja como Adán (del sumerio Dam, que significa rojo y Adama, o arcilla), cobra vida sólo cuando su creador inscribe el nombre de Dios en su frente.

En una leyenda medieval se relata que el filósofo Solomon Ibn Gabirol logró crear una joven Golem, a la que podía dar vida escribiendo la palabra clave en su frente, pero la redujo a polvo al borrar el nombre por el temor de ser acusado y condenado por brujería.

En el relato El Golem de Chelm se aborda el mismo mito, auténtico antecedente judío del famoso tema de la criatura del Dr. Frankenstein. En esta ocasión, el rabino Elijah -responsable de haber animado a la criatura- también se ve obligado a borrar la palabra Dios de la frente del Golem que creó, ante la furia destructiva que se apoderó de ésta cuando se volvió contra el pueblo judío.

Pero tal vez la tradición más conocida que hace referencia al Golem tiene como protagonista a un judío de Praga -el rabino Loew-, que habría creado uno en el siglo XVI con el fin de proteger a los hebreos de las persecuciones de que eran objeto.

Sin embargo, más allá de todas estas leyendas y relatos populares que lo presentan como una criatura monstruosa, probablemente estamos ante una historia elaborada con un objetivo mucho más ambicioso y noble: explicar y transmitir los más recónditos y secretos principios del misticismo y del hermetismo hebreo.

Algunos autores ven en este mito un complejo simbolismo alquímico, cuyas huellas se remontarían incluso hasta el Génesis bíblico. Criatura en estado "embrionario", animada por el ser humano mediante fórmulas mágicas secretas, el Golem sería una alegoría del hombre "durmiente" prisionero de la materia, que esta condenado a ser un "autómata" hasta reconocer en sí mismo su naturaleza divina y "despertar" a la auténtica realidad y a la vida del espíritu.

El mito del Golem realiza, por lo tanto, el anhelo ancestral del Hombre de convertirse en Dios-Creador. A imagen de cómo Dios crea al hombre, el rabino modela el Golem y, como el alquimista, al imitar al Creador también él desarrolla sus propias potencialidades como ser divino.

Roberto Volterri.

Pagana 3/01/2008 7:27 p. m.  

Mirá que bueno, no sé si había escuchado algo al respecto antes, pero me interesó esa referencia a la alquimia. Investigaré y luego te cuento.

Beso

Elmer 4/10/2008 3:50 p. m.  

El Golem es la Luz o esa Esencia eterna que llevamos dentro nuestro.
Imagino que para que ese Luz"ilumine", "sea vista" por el entorno"? habrá un Gran Trabajo de por medio.
Pienso yo, es solo una opinion.
Saludos. MiomblogotienePelusa

fradomsa 12/22/2008 7:44 p. m.  

¿Se te ha ocurrido relacionar esta historia con el anhelo humano por crear robots humanoides? No es como el anhelo humano de volar, y por poder ya podemos hacer otros hombrecitos con más placer que esfuerzo, unos meses de espera y algunos malos ratos.
Pero fíjate en robots como Asimo o como Twendy-One. Este último es un auténtico esclavo.
Con las mismas ideas los robots, desde la obra de teatro checa que les da nombre se rebelan contra la humanidad para liberarse de la esclavitud.
¿Crearemos a critaturas artificiales para que sean nuestros esclavos y estas nos suplantarán?

Menos mal que no existe un mandamiento que prohíba crear seres inteligentes similares al ser humano. La robótica y la inteligencia artificial serían pecado.

Es muy poco probable que las máquinas nos suplanten tal y como se presenta en la ciencia ficcion. Sin embargo el Golem construido por un rabino y fuera de control atacando a las personas es quizá uno de los mitos más antiguos de la humanidad convertido en ciencia ficción futurista.

Y al fin y al cabo ¿No nos crea Dios para que le adoremos y va Adám y le traiciona y va Nieztche y le mata? No es la demostración de la libertad de la criatura creada el poder volvese contra su creador? El Golem es Terminator y tiene la cara de Arnold

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Gracias por dejarme tu opinión.