Stonehenge


Localizado a cien kilómetros al oeste de Londres, en la llanura de Salisbury, se encuentra uno de los monumentos milenarios más inquietantes de la humanidad. Con sus colosales rocas, cuyos pesos varían de dos a treinta y cinco toneladas, Stonehenge es la construcción megalítica más fascinante de la historia. Su construcción se remonta a la noche de los tiempos, a civilizaciones que no dejaron a su paso escritos que nos permitieran conocer con seguridad su origen.

Nadie conocía el origen de este complejo megalítico, pero algunos lo sugerían a través de las leyendas y la tradición. Algunos como Geoffrey de Monmouth (aproximadamente 1100-1154 dC.) en la Edad Media, relataba en sus crónicas la creencia popular de que el conjunto era un circulo de gigantes petrificados, de allí que se le conociera como la "Danza de los Gigantes". Pero el mismo escritor del siglo XII nos ha hecho llegar otra leyenda que sugería que las piedras fueron llevadas allí por el Mago Merlin, desde Irlanda, con la ayuda de unos "artefactos", para conmemorar un entierro masivo de bretones. Lo cierto es que el pueblo sajón les recordaban las vigas en las cuales colgaban a los criminales, por lo cual empezaron a conocerlo como "Stonehenge" (La horca de piedra o la piedra del colgado).


El misterio de Stonehenge llegó hasta el rey Jaime I de Inglaterra, quien en 1620 encargo al arquitecto Iñigo Jones investigara todo lo referente al conjunto. El nacimiento de la arqueología estaba aún a un siglo y medio de distancia, por lo que Iñigo Jones hizo lo que sus recursos le permitían. Finalmente llego a la conclusión de que era un templo romano dedicado al Cielo, construido poco después del año 79 dC. Tal vez esto satisfizo al rey, pero hoy sabemos que Iñigo Jones se quedó corto. Stonehenge ya era un conjunto milenario en época del Imperio Romano.

En ese mismo siglo XVII apareció en escena John Aubrey, escritor y estudioso de la antigüedad quien estudió los monumentos megalíticos de Inglaterra, y sugirió por primera vez que Stonehenge era un templo construido por los druidas. Ese mismo siglo William Stukeley realizo un estudio que reiteró y expandió el origen druídico de Stonehenge. Sin embargo los druidas, aquellos antiguos sacerdotes celtas, nada tenían que ver con Stonehenge, puesto que dicho complejo megalítico existía desde dos milenios antes. Sin embargo esto dio lugar a innumerables artificios que representaban a Stonehenge como un templo ritual en donde los druidas propiciaban a los dioses de la naturaleza mediante sacrificios humanos. Incluso una piedra que yace en posición horizontal en el centro de Stonehenge fue bautizada como "La Piedra del Altar" o "Piedra de la Matanza", cuando en realidad se trata simplemente de un megalito caído en tierra.

En 1901 Sir Norman Lockyer confirmó un secreto a voces que circulaba respecto a Stonehenge: una persona al pie de "La Piedra del Altar", observando hacia "La Piedra Talón" podía observar con gran exactitud el sitio por donde sale el Sol durante el solsticio de verano, el 21 de junio. Lockyer confirmo que efectivamente "La Piedra del Altar" o el centro de Stonehenge se alineaba con "La Piedra Talón" apuntando al Sol, con tan solo un margen de error de 56 minutos de arco. Sir Norman Lockyer había realizado uno de los más minuciosos estudios de la precesión de los equinoccios, fenómeno por el cual con el transcurso de los siglos el Sol presenta un desplazamiento con respecto a las constelaciones. Suponiendo que los constructores de Stonehenge hubiesen alineado el centro del conjunto con "La Piedra Talón" con una exactitud total, el calcular los 58 minutos de arco de diferencia con respecto al conocido desplazamiento de precesión, permitiría conocer en que fecha Stonehenge ya se ha erigido como templo solar. Los cálculos de Norman Lockyer le dieron la asombrosa fecha de 1800 aC. Posteriores dataciones con carbono-14 llevaron los inicios de Stonehenge hacia el 2800 aC. Con ello muchas teorías respecto a su origen asirio, micénico o griego quedaron descartadas. Hoy suponemos que alguna civilización neolítica de origen precéltico debió ser quien erigió este monumental conjunto.


Hoy conocemos más de la función de Stonehenge. Al igual que "La Piedra del Altar" y "La Piedra Talón" se alinean para mostrar el punto de salida del Sol en el solsticio de verano, de igual forma los dos montículos y menhires ubicados junto al foso circular están alineados para apuntar hacia las salidas y puestas de sol durante los solsticios de verano e invierno. También marcan las salidas y puesta de la Luna durante los solsticios de invierno. En otras palabras Stonehenge era un templo dedicado a los movimientos del Sol y de la Luna. Un arcano observatorio astronómico. Por si fuera poco, una autentica revolución se desencadenó a partir de 1961 cuando el profesor Gerald F. Hawkins, astrónomo de la Universidad de Boston, planteó la posibilidad de que Stonehenge fuera utilizado como una calculadora astronómica para predecir los eclipses de Sol y de Luna, además de adoratorio de los doce dioses del zodiaco. Sin embargo muchos de los planteamientos de Hawkins han sido descartados en vista que muchos de ellos han sido válidamente debatidos.

Aunque Stonehenge aun presenta diversos misterios, su finalidad parece hoy más evidente que nunca. Fue un templo para adorar al Sol y la Luna, astros que regían el ciclo de las estaciones. Un calendario que sabiamente observado permitía predecir la llegada de las estaciones en previsión de las actividades de los campesinos y domesticadores de ganado que se dieron el tiempo para edificarlo, y posteriormente también se convirtió en un sitio sagrado. Lugar de ritos funerarios como lo confirman los diversos restos desenterrados en diversas partes del recinto.

Extraído de: Astronomía Digital

Read more...

¿Somos extraterrestres?

Panspermia cósmica. "Traducido" a lenguaje común, este llamativo término viene a significar que la vida surgió en la Tierra tras haber "caído" desde el espacio exterior. El primero que pensó en esta posibilidad –que sepamos– fue el sabio Anaxágoras, en el siglo V a. C. El filósofo griego nos habló de "semillas por doquier" que conformaban la materia tanto inerte como viva. Por desgracia, tuvo que huir de Atenas por afirmar, con asombrosa intuición, que el Sol era una masa de hierro incandescente y que la Luna era una roca que, habiendo salido de la Tierra, reflejaba la luz del Sol.

Mucho más cercanos a nuestro tiempo, los científicos británicos Fred Hoyle y Chandra Wickramsinghe propusieron en 1978 que los cometas podrían ser los sembradores cósmicos de la vida, al transportar esporas vitales de un sistema estelar a otro.
Hoy en día los científicos conocen la existencia de bacterias en la Tierra que resistirían sin problemas el viaje espacial. Aunque eso no quiere decir que dichos organismos fueran los que viajaron, demuestra que otros pudieron hacerlo. Y, ¿por qué no pensar que este fenómeno puede haber ocurrido en la Tierra en más de una ocasión? ¿Se producen con relativa frecuencia aportes de vida extraterrestre a nuestro planeta? Y, si así fuese... ¿podrían haberse mezclado estos organismos exoterráqueos con la vida ya existente en la Tierra? Pues bien, por muy inquietante que parezca, la respuesta a estas preguntas podría estar en nuestro propio material genético.


Panspermia "Dirigida"

Aunque suene a ciencia-ficción, se da la circunstancia de que uno de los descubridores de la estructura del ADN, Francis Crick, ya habló de esta posibilidad. Al no encontrar pasos intermedios previos a la doble hélice, apuntó la hipótesis de que quizás el ADN hubiera llegado a nuestro planeta ya conformado, es decir, procedente de algún otro lugar en donde habría evolucionado.
De hecho, Crick no sólo creía factible esta posibilidad, sino que defendía la posibilidad de una Panspermia "Dirigida": es decir, que la vida no llegó por azar a bordo de un cometa, sino que fue conscientemente "sembrada" en nuestro mundo:

Parece improbable que los organismos vivos extraterrestres pudieran haber alcanzado la Tierra ya sea como esporas conducidas por la presión de la radiación de otra estrella o como organismos vivos incrustados en un meteorito. Como alternativa, hemos considerado la Panspermia Dirigida, la teoría de que los organismos fueron deliberadamente transmitidos a la Tierra por seres inteligentes de otro planeta. Creemos que es posible que la vida alcanzó la Tierra de esta manera, pero que la evidencia científica es inadecuada actualmente como para decir algo acerca de esa probabilidad.

¿ADN Extraterrestre?

En nuestros días, aunque el proyecto para la secuenciación del genoma humano ha terminado, apenas hemos empezado a entender su complejidad. De momento hemos averiguado que un enorme porcentaje de nuestro ADN, entorno al 97%, está constituido por lo que algunos genetistas han llamado "materia genómica oscura", cuya auténtica función constituye un misterio. En este mal llamado "ADN basura" o "ADN inútil" se encuentran enormes cantidades de pseudogenes que se pensaban "muertos", como restos de arcaicas mutaciones. Pues bien, recientes investigaciones han descubierto que algunos de estos pseudogenes no están completamente "muertos" y bajo determinadas circunstancias podrían desempeñar funciones que desconocemos.

Estos y otros datos han llevado a varios científicos a preguntarse por el origen y razón de ser de tanta materia genética oscura. Así, el eminente astrobiólogo Paul Davies, profesor de Filosofía Natural en el Centro Australiano de Astrobiología de la Universidad Macquarie, y Charles Lineweaver, un reputado astrofísico de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney (Australia), publicaron un sorprendente artículo en la revista Astrobiology en el que sugerían que podrían haberse producido intercambios tempranos de material genético entre alguno de nuestros ancestros y algunas formas de vida alienígena. Ya que en los orígenes pudo existir una mezcla de diferentes tipos de vida y un intercambio de componentes genéticos diferentes, sería posible que restos de sistemas bioquímicos alternativos hubieran llegado a introducirse en organismos pretéritos y aún permanezcan en organismos actuales. Siguiendo esta línea de pensamiento, Paul Davies nos propone en otro reciente artículo publicado en New Scientist una idea no menos fascinante: usando retrovirus, una civilización lejana en el tiempo y en el espacio podría haber colocado un mensaje en el genoma de los organismos terrestres. Estos mensajes se habrían conservado y podrían replicarse casi sin cambios durante miles de millones de años, esperando el momento adecuado para manifestarse. Y es que no debemos olvidar lo que en definitiva es el ADN: la más perfecta forma de almacenamiento, conservación y reproducción de cantidades ingentes de información que conocemos en el universo.

En este punto podríamos aventurar una hipótesis absolutamente fascinante. Si una remota y avanzada civilización extraterrestre quisiera extenderse por el universo, no tendría por qué utilizar complicados ingenios mecánicos, enormes naves espaciales cuyas limitaciones resultarían inadecuadas para su propósito. Un uso inteligente de la ingeniería genética sería, posiblemente, un método mucho más fácil y eficaz para conquistar el cosmos. Es más, quizá sea la única forma de hacerlo.


Pensemos en nosotros mismos. Es muy probable que dentro de algunos siglos hayamos establecido bases o colonias por todo el sistema solar. Sin embargo, dar el salto hacia otros sistemas planetarios se presenta como una proeza mucho más difícil, por no decir imposible. Las enormes distancias interestelares hacen que el viaje pueda durar miles de años. Las naves tendrían que albergar tripulaciones que fueran reproduciéndose para que, después de muchas generaciones, se llegase a un mundo posiblemente inadecuado para la vida humana. La hibernación tampoco solucionaría ese problema. Y es que el ser humano es un organismo frágil, inadecuado para las vicisitudes de un larguísimo viaje cósmico.

Sin embargo, si llegásemos a controlar los secretos de la ingeniería genética, podríamos diseñar organismos adecuados no sólo para ser capaces de resistir el viaje espacial, sino de modificar las condiciones ambientales de los planetas hostiles donde cayeran, "acondicionándolos" para que, finalmente, puedan albergarnos.

Pero, ¿cómo apareceríamos nosotros en ese nuevo planeta? Pues evolucionando desde aquellos organismos que efectuaron el viaje cósmico, los cuales llevarían codificado en su genoma las órdenes precisas para ello. Sería un proceso lento, que duraría miles de millones de años, pero que garantizaría nuestra propagación universal. Pues bien, eso parece ser justamente lo ocurrido en nuestro planeta.

Las primeras formas de vida fueron organismos muy simples, pero muy resistentes a las radiaciones cósmicas (tuvieron que sobrevivir en una atmósfera carente de oxigeno, sin capa de ozono). Esos organismos habrían sido perfectamente capaces de resistir un viaje espacial de duración indefinida. Se da la circunstancia de que después de un determinado número de mutaciones genéticas, de estos primeros organismos surgieron otros que comenzaron a "excretar" oxígeno al ambiente. Tras un largo proceso, la atmósfera de nuestro planeta contenía el oxígeno suficiente para proteger (ozono) y alimentar organismos más complejos que sucesivas mutaciones irían haciendo aparecer.

Y así habríamos llegado nosotros, que no seríamos si no un escalón más en todo este proceso. El ciclo se cerraría cuando llegáramos a ser capaces de volver a crear las mismas semillas de las que procedemos. Si las cosas sucedieron realmente así, entonces sería lógico pensar que esas "semillas de vida" deberían hallarse en otros muchos lugares del universo.

José Rafael Gómez

Read more...

La muerte de Bruce Lee

Bruce Lee (San Francisco, California, 27 de noviembre de 1940 - Hong Kong, 20 de julio de 1973) fue un artista marcial y actor chino. Reconocido exponente de fama mundial y renovador de las artes marciales, dedicó su vida a esta disciplina, buscando la perfección y la verdad, fundando así el arte marcial Jeet Kune Do (JKD) o "camino del puño que intercepta".


En una ocasión, sufrió un accidente con uno de los aparatos de gimnasio que el mismo diseñaba y esto dejó a Lee en un estado ciertamente lamentable. De hecho, los médicos le informaron que no podría volver a caminar.

Pero nada más lejos de la realidad. Bruce Lee sorprendió a todo el mundo con su voluntad de hierro y no sólo volvió a caminar si no que pudo filmar parte de Game of Death y por completo la mítica Enter the Dragon. Todo parecía un milagro, estaba claro que Bruce Lee era un super-hombre ¿O no?

Lo que mucha gente no sabe es que su recuperación dejo graves secuelas en este hombre. Sin duda, lo peor es que sufría unas gravísimas dolencias por cada movimiento que hacia. Para aplacar su dolor se vio forzado a consumir cannabis y más adelante, durante el rodaje de Enter the Dragon, marihuana y hachís. Si a esto se suma al hecho de que recibía una presión inmensa dentro y fuera de Hollywood, se creó un cóctel explosivo que finalmente detonó cuando durante una pausa en la filmación se encontró a Lee sufriendo síntomas semejantes a los de un ataque de epilepsia.

Cuando esto sucedió se llevó inmediatamente a Lee al hospital Baptista donde fue tratado por el Dr. Don Langford. Esto sucedió el 10 de Mayo de 1973 a las 17:00. Los síntomas que tenia eran cuanto menos extraños: pasaba de la flacidez a la rigidez sin causa aparente, temblaba y no podía respirar hasta el punto de que hubo que asistirlo con respiración artificial. En el delicado tratamiento se le puso una sonda estomacal para evitar que se ahogase en sus propios vómitos, una sonda en la vejiga y se le suministro Manitol. Para este tratamiento se contó con la ayuda del Dr. Wu, un neurocirujano de gran prestigio que fue quien le trató cuando luego fue trasladado al hospital de Sta. Teresa. Cuando llegó allí estaba en coma, se pensó que tenía un edema cerebral.

El tratamiento funcionó y cuando Lee recuperó el conocimiento le contó al Dr. Wong que justo antes de que todo esto pasara estaba masticando hojas de hachís. Esto fue corroborado al encontrarse grandes cantidades de esta droga en sus vómitos. El diagnóstico final de estos prestigiosos doctores fue que había padecido una sobredosis y que era especialmente sensible a esta sustancia.

Bruce Lee fue advertido que su vida peligraba seriamente ante lo que decidió hacerse un chequeo en la EUA en el que se le informó que tenia una salud de hierro. Esto provocó que, en palabras del Dr.Wong, "Lee se creyera invencible" y en este mundo nadie es invencible, ni siquiera Bruce Lee.

El 20 de julio de 1973, Bruce Lee falleció en el apartamento de Betty Ting Pei (una sex-simbol coreana) después de vomitar en el servicio, echarse en la cama y perder el conocimiento. Después de esto, se le llevó al hospital Queen Elisabeth que tenía el mejor servicio de urgencias de China por aquel entonces. Los médicos de ese hospital en colaboración telefónica con los que le trataron la vez anterior pudieron confirmar que el cadáver sufría síntomas semejantes a los de un ataque de epilepsia y que de hecho coincidían casi al 100% con los síntomas que casi matan a Bruce Lee la otra vez.


¿Si los hechos eran tan claros por que se tergiversó la verdad? En este asunto entran en juego dos cosas, el prestigio y el dinero. Para empezar, Linda Lee, esposa de Bruce Lee, y Raymond Chow (su mejor amigo y socio, poseedor del 50% de sus negocios) tenían entre los dos la herencia absoluta de la póliza y el patrimonio totales de Lee. Tal y como estaba la ley por aquel entonces, si se demostraba que murió a causa de las drogas no heredarían un miserable céntimo de la póliza. Intentar ocultar algo tan obvio no tenía ningún futuro. Afortunadamente contaban con la intervención del gobierno chino que no estaba dispuesto a permitir que uno de los sus más famosos compatriotas pasase a la historia como drogadicto. Finalmente se manipuló la verdad y se le echó la culpa al analgésico que tomó el día de su muerte.

Esta es la verdad, así murió realmente Bruce Lee. Un hombre que no se detuvo ante nada, ni siquiera ante la muerte y pagó muy cara las consecuencias.

Extraído de: Aullidos

Read more...

Los amish

Los amish son un grupo religioso y étnico, descendiente de inmigrantes predominantemente alemanes y suizos de habla alemana, que viven en 22 asentamientos en Estados Unidos (principalmente en Ohio y en Pensilvania) y en Canadá (en Ontario). Esta curiosa agrupación religiosa (anabaptista) vive aislada del mundo exterior, defiende el pacifismo, la vida sencilla y restringe enormemente el uso la tecnología moderna. Para los amish prácticamente el tiempo se ha detenido en el siglo XVIII y rechazan la ropa actual, los automóviles, los televisores, los teléfonos, los secadores de pelo o, incluso, el gas y la electricidad (se siguen alumbrando con lámparas de petróleo). Consideran que estas manifestaciones de la vida moderna son malvadas y ponen en peligro su forma de vida.


Sin embargo, no todos los amish son tan estrictos. El estilo de vida amish es determinado en cada comunidad, de manera que lo que se permite en una puede estar prohibido en otra. Los líderes religiosos de cada comunidad determinan sus costumbres interpretando literalmente la Biblia y basándose en una serie de normas no escritas llamadas Ordnung.

Los amish más estrictos rechazan cualquier tipo de manifestación de la tecnología moderna. Sin embargo, en algunas comunidades más flexibles, los líderes eclesiásticos se reúnen para analizar la admisión de ciertos elementos. La forma de los tirantes, el uso de botones o el número de pliegues que debe tener la cofia de las mujeres puede ser motivo de discrepancias entre las diferentes comunidades.


Los hombres suelen llevar trajes de colores oscuros y sombreros de ala ancha negros o de paja. Las mujeres no pueden llevar joyas, usan vestidos sencillos, de un sólo color, generalmente con mangas largas, una amplia falda, una cofia blanca y un delantal. No se cortan el cabello, que recogen en un moño en la parte trasera de la cabeza.



Los grupos con estilos de vida similares se consideran “en comunión” y sus miembros pueden visitarse y casarse entre sí. De esta manera, los amish evitan los problemas relacionados con la endogamia. No obstante, como casi todos los amish que existen en la actualidad descienden de los fundadores del siglo XVIII (unos pocos cientos), padecen de ciertas dolencias genéticas hereditarias, algunas de ellas muy graves. La mayoría de los amish aceptan las enfermedades genéticas y de cualquier otro tipo como voluntad de Dios y rechazan los exámenes genéticos previos al matrimonio y, por supuesto, tampoco los autorizan en el feto porque no admiten el aborto. Muchos amish no acuden a los médicos y si ellos o sus familiares enferman confían exclusivamente en su fe y en su comunidad.

Pero no todos actúan del mismo modo. Algunos padres decidieron aceptar la tecnología moderna para cuidar mejor de sus hijos. Muchos recibieron permisos especiales de sus líderes religiosos, pero a veces no se consiguió la autorización. En estos casos, muchos padres tomaron la decisión de abandonar el estilo de vida tradicional y fueron expulsados de su comunidad.


La electricidad se considera algo especialmente controvertido porque su uso supone el empleo de ciertos electrodomésticos mundanos y “peligrosos”, que podrían acabar con su vida sencilla. Sin embargo, para algunos comunidades, puede usarse la electricidad con ciertos límites. Por ejemplo, puede ser producida con generadores propios, para no depender de las líneas eléctricas exteriores. En estos grupos amish se aceptan las baterías de 12 V, que no generan suficiente corriente para poner en funcionamiento elementos mundanos como televisores y secadores de pelo. Los generadores eléctricos sólo pueden utilizarse para determinadas tareas como soldar, recargar baterías o hacer funcionar las ordeñadoras.


Las muñecas con que juegan las niñas amish no tienen cara. Esta curiosa costumbre se basa en unas frases de la Biblia (Deuteronomio, 5, 8 y 9):

“8. No te harás escultura ni imagen alguna, ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra.

9. No te postrarás ante ellas ni les darás culto. Porque yo, Yahveh tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian”

Este mandamiento lleva también a los amish más estrictos a huir de las cámaras de fotos o de televisión. Por ese motivo, en muchas de las imágenes aparecen de espaldas.

La comunidad actúa de forma muy eficaz cuando alguno de sus miembros tiene algún problema. Por ejemplo, reconstruye en un sólo día un granero dañado por el fuego o por cualquier desastre natural. Los miembros de la comunidad deben apoyarse mutuamente y evitar los enfrentamientos, la violencia, tanto física como verbal. Los padres educan a sus hijos desde pequeños para que no pronuncien palabras que puedan herir los sentimientos de los demás o generar agresiones. La importancia de la comunidad no impide que la familia constituya una unidad social esencial entre los amish. Las familias con siete a diez niños no son infrecuentes.



Los niños abandonan la escuela a los 14 años. Sus profesores amish les enseñan fundamentalmente un dialecto alemán amish, inglés, alemán culto (que se utiliza en los oficios religiosos), matemáticas, salud, geografía, historia y la Biblia. Para los amish, las habilidades domésticas y agrícolas son una parte muy importante en la educación del niño. Los padres consideran que la educación de sus hijos debe ser la estrictamente necesaria para ser un buen campesino y un buen padre de familia.



Una ley promulgada en 1965 en Estados Unidos exime a los amish del pago de la Seguridad Social, que ellos no utilizan. Como parte de su rechazo a los seguros, los amish tampoco aceptan ayuda del gobierno en alimentación. Pero sí deben pagar otros impuestos, por ejemplo, impuestos por escuelas que no utilizan y por otros muchos servicios que ellos no necesitan.

Aunque sólo un 10% de los amish vota, este grupo religioso es partidario de forma absolutamente mayoritaria de los republicanos. Un miembro de los amish le comentó a un periodista de The Economist: “nosotros rezamos por los republicanos, pero no votamos”. Su rotundo rechazo al aborto y su estilo de vida conservador los aproxima más a la ideología del partido republicano que a la del demócrata, aunque su pacifismo les impida aceptar la guerra de Irak.

Extraído de: Ovejas Eléctricas

Read more...

El manifiesto de Noah Seattle

En 1854, el líder de las tribus Amerindias Suquamish y Duwamish, Noah Seattle, recibió un mensaje del entonces presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Franklin Pierce. En esta carta, el presidente Pierce proponía, como solución a los enfrentamientos entre blancos e indios, que éstos últimos vendieran sus tierras y fueran a vivir a una reserva india. Esta propuesta de desalojo se consumó con la firma del tratado de Point Elliot. Sin embargo, la carta del presidente tuvo su respuesta por parte del Jefe Seattle, y ese documento se constituyó como el primer manifiesto en defensa del medio ambiente y la naturaleza que ha perdurado en el tiempo. El Jefe Seattle murió el 7 de junio de 1866 a la edad de 80 años. Su memoria ha quedado en el tiempo y sus palabras continúan vigentes.


Dos versiones

La que más ha circulado fue escrita por Ted Perry, quien escribió este discurso a finales de los años 70 para una película llamada "Home" que fue producida en Estados Unidos por la Convención Bautista del Sur. No tenía idea que alguien considerara su trabajo como otra cosa que no fuera una ficción, y ha pasado mucho tiempo en los últimos años tratando de corregir la confusión.

La otra versión, más cercana a la realidad, parte de un artículo originalmente publicado en el periódico Seattle Sunday Star el 29 de octubre de 1887. El texto fue escrito por el Doctor Henry A. Smith, quien tomó notas a medida que el Jefe Seattle hablaba en un dialecto del Lushootseed, y creó el texto en inglés a partir de dichas notas. Smith insistía que su versión "no contenía la gracia y elegancia del original".

La versión de Smith en español

He allí el cielo que ha llorado lágrimas de compasión sobre mi pueblo durante incontables siglos y que, aunque nos pueda parecer inmutable y eterno, puede cambiar. Hoy está despejado. Mañana puede estar encapotado con nubes. Mis palabras son como las estrellas que nunca cambian. Cualquier cosa que diga Seattle, el gran jefe en Washington puede confiar en ello tanto como él pueda confiar en el regreso del sol o de las estaciones.

El jefe blanco dice que el Gran Jefe en Washington nos envía saludos de amistad y buena voluntad. Esto es muy amable de su parte ya que sabemos que él necesita poco de nuestra amistad. Son muchas sus gentes. Son como la hierba que cubre vastas praderas. Mi gente es poca. Se asemejan a los pocos árboles que se encuentran esparcidos en una pradera azotada por una tormenta. El gran, y presumo -buen Jefe Blanco dice que desea comprar nuestra tierra pero que, al mismo tiempo, nos deja suficiente para que vivamos confortablemente. Verdaderamente esto parece ser justo, y aún generoso, ya que el Hombre Rojo no tiene más derechos que él necesite respetar, y la oferta también parece ser sabia ya que no necesitamos más un territorio extenso.

Hubo un tiempo en el que nuestra gente cubría la tierra como las olas en un mar encrespado por el viento cubren el fondo cubierto de conchas, pero ese tiempo hace mucho que desapareció junto con la grandeza de las tribus que ahora son apenas un recuerdo doloroso. No trataré el tema, ni lloraré sobre eso, de nuestra desaparición a tiempo, ni voy a reprochar mis hermanos cara pálida con haberla acelerado, porque también nosotros somos en algo responsables de ella.

La juventud es impulsiva. Cuando nuestros jóvenes se enojan con alguna injusticia real o imaginaria, y se desfiguran sus caras con pintura negra, denotan que sus corazones son negros, y que con frecuencia son crueles e implacables, y nuestros viejos y viejas son incapaces de moderarlos. Así siempre ha sido. Así fue cuando el hombre blanco empezó a empujar a nuestros antepasados hacia el oeste. Pero esperemos que nunca regresen las hostilidades entre nosotros. Tendríamos todo que perder y nada que ganar. Los jóvenes consideran como ganancia a la venganza, aún al costo de sus propias vidas, pero los hombres viejos que permanecen en casa en momentos de guerra, y las madres que tienen hijos que perder, saben que no es así.

Nuestro buen padre en Washington -ya que presumo que ahora es nuestro padre al igual que suyo, ya que el Rey George ha movido sus fronteras más hacia el norte- nuestro gran y buen padre, digo, nos envía el mensaje de que si hacemos como él desea, él nos protejerá. Sus bravos guerreros serán para nosotros como una erizada pared de fortaleza, y sus maravillosos barcos de guerra llenarán nuestros puertos, para que nuestros antiguos enemigos más al norte -los Haidas y Tsimshians-, cesen de asustar a nuestras mujeres, niños, y viejos. Realmente él será nuestro padre y nosotros sus hijos.

Pero, ¿puede eso suceder alguna vez? ¡Su Dios no es nuestro Dios! ¡Su Dios ama a su gente y odia a la mía! El pliega amorosamente sus fuertes brazos protectores alrededor del cara pálida y lo conduce por la mano como un padre conduce a un hijo infante. Pero, El ha desamparado a Sus hijos Rojos, si realmente son Suyos. Nuestro Dios, el Gran Espíritu, parece que también nos ha abandonado. Su Dios hace que su gente se hagan más fuerte cada día. Pronto ellos llenarán todas las tierras.

Nuestra gente está menguando como una marea que retrocede rápidamente y que nunca regresará. El Dios del hombre blanco no puede amar a nuestra gente o El los hubiera protegido. Ellos parecen huérfanos que no tienen donde buscar ayuda. ¿Cómo, entonces, podemos ser hermanos? ¿Cómo puede su Dios llegar a ser nuestro Dios y renovar nuestra prosperidad y despertar en nosotros sueños de una grandeza que regresa? Si tenemos un Padre Celestial común, El debe estar parcializado, porque El vino hacia Sus hijos cara pálida.

Nosotros nunca lo Vimos. El les dio leyes pero no tuvo palabras para Sus niños rojos cuyas prolíficas multitudes una vez llenaban este vasto continente como las estrellas llenan el firmamento. No; somos dos razas diferentes con orígenes diferentes y destinos separados. Hay muy poco en común entre nosotros.

Para nosotros, las cenizas de nuestros antepasados son sagrados y su lugar de reposo es terreno reverenciado. Ustedes se alejan de las tumbas de sus antepasados y aparentemente sin pena. Su religión fue escrita sobre lápidas de piedra por el dedo de hierro de su Dios para que así ustedes no pudieran olvidar.

El Hombre Rojo nunca podría comprender o recordarlo. Nuestra religión es las tradiciones de nuestros antepasados -los sueños de nuestros hombres viejos-, dados en las horas solemnes de la noche por el Gran Espíritu; y las visiones de nuestros jefes, y está escrito en los corazones de nuestra gente.

Sus muertos dejan de amarlos y la tierra natal tan pronto como pasan los portales de la tumba y vagan más allá de las estrellas. Ellos pronto son olvidados y nunca regresan.

Nuestros muertos nunca olvidan este hermoso mundo que les dio vida. Ellos todavía aman a sus verdes valles, sus rumorosos ríos, sus magníficas montañas, sus apartadas cañadas y lagos y bahías bordeados de verde, y siempre suspiran con un tierno y cariñoso afecto por los seres vivos de corazones solitarios, y con frecuencia regresan del feliz coto de caza para visitarlos, guiarlos, consolarlos, y confortarlos.

Día y noche no pueden convivir. El Hombre Rojo siempre ha rehuido los acercamientos del Hombre Blanco, como la neblina matutina huye antes que aparezca el sol de la mañana. Sin embargo, su proposición parece justa y creo que mi gente la aceptará y se retirará a la reservación que usted le ofrece. Entonces, viviremos separados en paz, ya que las palabras del Gran Jefe Blanco parecen ser las palabras de la naturaleza que habla a mi gente desde la densa oscuridad.

Importa poco donde pasemos el resto de nuestro días. No serán muchos. La noche del Indio promete ser oscura. Ni siquiera una simple estrella revolotea en su horizonte. Vientos de voz triste se lamentan en la distancia. Un triste destino parece estar en el camino del Hombre Rojo, y donde quiera escuchará los pasos que se aproximan de su cruel destructor y se prepara impasiblemente a enfrentar su destino, como hace el antílope herido que escucha los próximos pasos del cazador.

Una pocas lunas más, unos pocos inviernos más, y ninguno de los descendientes de los poderosos espíritus que alguna vez se movían por esta amplia tierra o vivían en hogares felices, protegidos por el Gran Espíritu, permanecerán para llorar sobre las tumbas de un pueblo que una vez fue más poderoso y con más esperanzas que el suyo.

Pero, ¿por qué debo llorar sobre el destino a destiempo de mi pueblo? Tribus siguen a tribus, y naciones siguen naciones, como las olas del mar. Es el orden de la naturaleza, y lamentarse es inútil. Su momento de decadencia puede estar distante, pero seguramente llegará, porque aún el Hombre Blanco cuyo Dios caminó y habló con él como amigo a otro, no puede estar exonerado del destino común. Puede que seamos hermanos, después de todo. Veremos.

Estudiaremos su proposición y cuando hayamos decidido, se lo haremos saber. Pero, si la aceptamos, yo aquí y ahora pongo esta condición, que no se nos niegue el privilegio, sin molestarnos, de visitar en cualquier momento las tumbas de nuestros ancestros, amigos, e hijos. Cada parte de este suelo es sagrado en la consideración de mi pueblo. Cada ladera, cada valle, cada pradera y huerto, ha sido consagrado por algún triste o feliz evento en días hace tiempo desaparecidos.

Aún las rocas, que parecen ser mudas y muertas ya que se tuestan en sol a lo largo de la costa silenciosa, llenas con memorias de eventos excitantes conectados con las vidas de mi gente, y el mismo polvo sobre el cual ustedes se encuentran responde con más amor a sus pisadas que a las suyas, debido a que ha sido enriquecido por la sangre de nuestros antepasados, y nuestros pies desnudos son conscientes del toque simpatético. Nuestros difuntos, bravos, amadas madres, alegres y felices doncellas, y aún los niños que vivieron aquí y se regocijaron aquí por una breve estación, amarán estas soledades sombrías y, durante la caída de la tarde, ellos recibirán a los tenebrosos espíritus que regresan.

Y cuando el último Hombre Rojo haya perecido, y la memoria de mi tribu se haya convertido en un mito entre el Hombre Blanco, estas playas estarán repletas de los muertos invisibles de mi tribu, y cuando los hijos de sus hijos se crean solos en el campo, la tienda, el taller, en la carretera, o en el silencio de los bosques sin senderos, ellos no estarán solos. En toda la tierra no hay lugar dedicado a la soledad. En la noche, cuando las calles de sus ciudades y pueblos están silenciosas y ustedes creen que están desiertas, ellas estarán atestadas con los huéspedes que regresan y que una vez las llenaban y que todavía aman esta hermosa tierra. El Hombre Blanco nunca estará solo.

Que él sea justo y trate amablemente a mi gente, porque los muertos no son impotentes. ¿Muertos, dije? No hay muerte, solamente un cambio de mundos.

Extraído de: La Ruta Natural y Wikipedia

Read more...

Dios y Satanás, una relación diferente









Los dibujos son de Alberto Montt

Read more...

Historia de la comunicación visual


Buena organización, clara presentación, imágenes muy cuidadas y un contenido por demás interesante. Esto es lo que podemos encontrar en The History of visual communication.

Un viaje a través de la historia de un aspecto concreto del desarrollo humano: la comunicación de ideas, narraciones y conceptos mediante un formato para ser visto o leído. Aborda aspectos como los signos, colores, dibujos, ilustraciones, tipografía, fotografía, diseño gráfico y medios electrónicos.


Siguiendo el libro The History of Graphic Design, de Philip B. Meggs (versión española Historia del diseño gráfico, Editorial McGraw-Hill), Elif Ayiter, profesora de diseño gráfico de la Universidad Sabanci (Estambul), nos guía a través de diez páginas que abarcan las distintas épocas de la evolución de la comunicación visual, desde las pinturas rupestres y petroglifos hasta la posmodernidad, el deconstructivismo y la era de las computadoras, pasando por los pictogramas, ideogramas y jeroglíficos, los alfabetos, los libros y la invención de la imprenta, las técnicas de tipografía, las vanguardias y el modernismo.


El sitio, en inglés, tiene un carácter didáctico, con lecturas y enlaces recomendados al final de cada capítulo. También pueden descargarse archivos de presentaciones en formato de Photodex Presenter.

Extraído de: Días del futuro pasado

Read more...

Las 10 pinturas más caras del mundo

A la fecha de hoy, las 10 pinturas que han sido vendidas a mejor precio son las siguientes:
  1. Jackson Pollock - No. 5, 1948 (142,7 M)


  2. Willem de Kooning - Woman III (140,2 M)


  3. Gustav Klimt - Portrait of Adele Bloch-Bauer I (137,6 M)


  4. Vincent van Gogh - Portrait of Dr. Gachet (129,7 M)


  5. Pierre A. Renoir - Bal au moulin de la Galette, Montmartre (122,8 M)


  6. Pablo Picasso - Garçon à la pipe (113,4 M)


  7. Vincent van Gogh - Irises (97,5 M)


  8. Pablo Picasso - Dora Maar au Chat (97,0 M)


  9. Vincent van Gogh - Portrait de l’artiste sans barbe (90,1 M)


  10. Gustav Klimt - Portrait of Adele Bloch-Bauer II (89,1 M)

Los precios son en millones de dólares USA.

Read more...

Lovecraft según Borges


Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) nació en Providence, Rhode Island. Muy sensible y de salud delicada, fue educado por su madre viuda y sus tías. Gustaba, como Hawthorne, de la soledad y aunque trabajaba de día lo hacía con las persianas bajas.

En 1924 se casó y fijó su residencia en Brooklyn; en 1919 se divorció y volvió a Providence, donde retomó su vida de soledad. Murió de cáncer. Detestaba el presente y profesaba el culto del siglo XVIII.

Lo atraía la ciencia; su primer artículo trataba de astronomía. En vida publicó un solo libro; después de su muerte, sus amigos reunieron en volúmenes su obra considerable, antes dispersa en antologías y revistas. Estudiosamente imitó el patético estilo de Poe y escribió pesadillas cósmicas. En sus relatos hay seres de remotos planetas y de épocas antiguas o futuras que moran en cuerpos humanos para estudiar el universo o, inversamente, almas de nuestro tiempo que, durante el sueño, exploran mundos monstruosos, lejanos en el tiempo y en el espacio. Entre sus obras recordaremos The Colour Out of Space (El color que cayó del cielo), The Dunwich Horror (El horror de Dunwich), The Rats in the Wall (Las ratas en la pared).

Dejó asimismo un epistolario copioso. Al influjo de Poe cabe agregar el del cuentista visionario Arthur Machen.

En La llamada de Cthulhu, de 1926, Lovecraft escribió:

"No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas."


Extraído de: Malacandra

Read more...

Etimología de los países de América

Antigua y Barbuda

Cuando Colón llegó a esa isla, la bautizó con ese nombre en honor a la iglesia Santa María la Antigua, de Sevilla. Barbuda recibe su nombre porque sus habitantes indios tenían barba.

Argentina

Del latín argentum (plata), por la creencia que el Río de la Plata llevaba a la mítica "Sierra de la Plata".

Bahamas

La creencia dice que proviene del español "baja mar", por la marea baja que caracteriza a la zona.

Barbados

El explorador portugués Pedro Campos, en 1536 llamó a esa isla "Os Barbados" ("Los Barbudos" en español) por los nativos que lucían largas barbas.

Belice

Se dice que deriva de la castellanización de Wallace, pirata que saqueó Belice en 1638. Otra posibilidad relaciona el nombre con la palabra del idioma maya "belix" (agua fangosa), aplicado al río Belice.

Bolivia

En honor a su libertador, Simón Bolívar. El presbítero Manuel Martín Cruz aplicó la siguiente frase: "Si de Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia".

Brasil

Su nombre proviene del palo Brasil, árbol tropical abundante en esa región. Utilizado por los indígenas, este árbol al ser hervido desprendía un color rojizo, parecido al rojo incandescente de las brasas. De ahí su nombre en portugués.

Canadá

Los indios iroquíes denominaban con el vocablo kanata a los poblados y aldeas de la región de Quebéc, transformándose luego en referencia a toda la región.

Chile

La teoría más firme, nos dice que proviene de la palabra aimará "ch'iwi", que significa "región helada".

Colombia

Significa "tierra de Cristóbal Colón" y fue concebido por Francisco de Miranda para nombrar al Nuevo Mundo, América.

Costa Rica

Cuando Colón llegó en 1502, encontró que los nativos lucían joyas, lo que produjo la creencia de una costa rica en minerales.

Cuba

Cubanacán era una expresión de sus primeros habitantes, que significa "parte central".

Dominica

El nombre con el que Colón bautiza a la isla se deriva del día de la semana en que avistan la isla, que fue un domingo.

Ecuador

Del latín aequare, - "igualar" - debido a estar en la mitad del mundo.

El Salvador

Del término católico Salvador, se refiere a Jesús, aunque no se tiene información del porqué se lo denominó así.

Estados Unidos

Recibe su nombre por la unión federal y la comunión de los estados que conforman su territorio.

Granada

Bautizada así en homenaje a la ciudad homónima del sur de España.

Guatemala

Del náhuatl Cuauhtemallan, se traduce como "territorio muy arbolado" o "país de muchos bosques".

Guayana Francesa

Proviene de la lengua guaraní Wai-iana que quiere decir "tierra de vientos".

Guyana

Del vocablo indígena guiana, significa "tierra de muchas aguas".

Haití

Proviene del idioma aborigen taíno-arawak hayiti, cuyo significado es "tierra de Hayti" o "tierra montañosa".

Honduras

Literalmente significa "profundidades". En su viaje por la costa noroeste del país, a Cristóbal Colón se le atribuye haber dicho "gracias a Dios que hemos salido de estas honduras", luego de que sus embarcaciones estuvieron a punto de naufragar.

Jamaica

Proviene directamente de los indios arawak, pobladores prehispánicos de la isla. Xaymaca es el vocablo para "tierra de primaveras".

México

Del náhuatl mexihco, significa "lugar donde vive Mexitli ó Mextli" aunque algunas etimologías populares, señalan que significa "lugar del ombligo de la Luna".

Nicaragua

Castellanizada, la frase náhuat Nicanahuac, significa "hasta aquí llega el Anáhuac". Anáhuac es un valle de la zona central de México.

Panamá

De origen indígena, es un vocablo que se traduce como "abundancia de peces". Otros afirman que deriva del frondoso árbol Panamá.

Paraguay

Palabra de origen guaraní, tiene dos acepciones. Río de los Payaguas (Payagua= tribu guaraní; e Y= agua); o Río de las Coronas (Paragua= corona de palma; e Y =agua).

Perú

Recibe su nombre del vocablo virú, antigua cultura preinca del norte peruano. Otra acepción nos dice de un cacique llamado Biru, gobernante de una zona al norte del actual territorio de Perú.

Puerto Rico

El término alude a las riquezas que partían del puerto de San Juan Bautista.

San Cristóbal y Nieves

Cristóbal Colón descubrió estas islas en su segundo viaje a América, llamando a la mayor San Cristóbal en honor al legendario mártir y Nieves a la segunda.

San Vicente y las Granadinas

También Cristóbal Colón le dio el nombre a esta isla, el 22 de enero de 1498, día de San Vicente.

Santa Lucía

El 13 de diciembre de 1502, el día que se festeja Santa Lucía, navegantes franceses naufragaron cerca de las costas de esta isla.

Surinam

De la palabra neerlandesa (idioma holandés) proviene el vocablo Suriname, que quiere decir "tierras bajas".

Trinidad y Tobago

Cristobal Colón la llamó "tierra de la Santísima Trinidad" por las tres montañas que dominan el paisaje. Tobago, a su vez, deriva de tabaco, que los indios de la isla cultivaban y fumaban.

Uruguay

Del guaraní que quiere decir "río de los pájaros" (Uru= pájaro; Gua= lugar de; Y= agua).

Venezuela

Las viviendas aborígenes erigidas sobre pilotes de madera que sobresalían del agua recordaron a Américo Vespucio la ciudad de Venecia en Italia (Venezia en italiano), lo que le inspiró a dar el nombre de Venezziola o Venezuela, "Pequeña Venecia" a la región.

Extraído de: Universo Babel

Read more...

La última cena

"La última cena" volvió a la vida en 1999 después de una larga restauración que duró 21 años, pero son muy pocos los privilegiados que han podido contemplar el fresco, pintado en una de las paredes de la Sacristía del Bramante, en la Iglesia de Santa María de las Gracias en Milán.



El angosto espacio no permite que entren más de 20 personas a la vez, y se necesita reservar meses antes. Por ello, anualmente contemplan la obra unas 300.000 personas.

Además, los visitantes no pueden acercarse a menos de dos metros de distancia del famoso fresco.

Ahora se presenta la gran oportunidad de observar una de las obras maestras del genial artista renacentista simplemente entrando aquí (o presionando en la imagen).

La iniciativa de colgar la obra en la red es de la casa editorial De Agostini y la sociedad Hal9000, líder mundial en el sector de la fotografía de alta definición, con el patrocinio del Ministerio de Bienes culturales.

La calidad de la fotografía del Cenáculo, 16.000 millones de pixels, permite a los internautas penetrar hasta las entrañas del fresco y gozar de todos sus detalles.

La posibilidad de estar tan cerca de la imagen permite apreciar detalles como un pequeño campanario, de menos de dos centímetros, que se ve desde la ventana detrás de la figura de Jesús.

También se pueden ver claramente los objetos presentes en la mesa, desde los vasos con el vino a algunos gajos de naranja en un plato frente a San Mateo.

Con un poco de atención se pueden observar los detalles del manto de Judas, el único en el que Leonardo dibujó pequeños bordados dorados.

Con el cursor se pueden acariciar las pequeñas grietas de la pintura de Leonardo, causadas por el paso del tiempo y por su intención de realizar un fresco pintado "a seco".

Esta obra, que sobrevivió milagrosamente al bombardeo de Milán en 1943 -los habitantes de la ciudad apuntalaron el muro con sacos de arena-, fue restaurada siete veces con técnicas diferentes y con la obsesión de fijar el color, lo que supuso el empleo de colas que con el paso del tiempo oscurecieron el original hasta hacerlo casi imperceptible.

Además, Leonardo no sabía que por debajo de aquel baptisterio pasaba un río que humedecía la pared sobre la que había pintado, lo que provocó la pérdida de color apenas diez años después de que hubiera acabado el fresco.

Extraído de: Terra

Read more...

Edgar Allan Poe

Por Jorge Luis Borges
Publicado en La Nación (Buenos Aires)
Domingo 2 de octubre de 1949, Segunda Sección, p. 1



Detrás de Poe, (como detrás de Swift, de Carlyle, de Almafuerte) hay una neurosis. Interpretar su obra en función de esa anomalía puede ser abusivo o legítimo. Es abusivo cuando se alega la neurosis para invalidar o negar la obra; es legítimo cuando se busca en la neurosis un medio para entender su génesis. Arthur Schopenhauer ha escrito que no hay circunstancia de nuestra vida que no sea voluntaria; en la neurosis, como en otras desdichas, podemos ver un artificio del individuo para lograr un fin. La neurosis de Poe le habría servido para renovar el cuento fantástico, para multiplicar las formas literarias del horror. También cabría decir que Poe sacrificó la vida a la obra, el destino mortal al destino póstumo.

Nuestro siglo es más desventurado que el XIX; a ese triste privilegio se debe que los infiernos elaborados ulteriormente (por Henry James, por Kafka) sean más complejos y más íntimos que el de Poe. La muerte y la locura fueron los símbolos de que éste se valió para comunicar su horror de la vida; en sus libros tuvo que simular que vivir es hermoso y que lo atroz es la destrucción de la vida, por obra de la muerte y de la locura. Tales símbolos atenúan su sentimiento; para el pobre Poe el mero hecho de existir era atroz. Acusado de imitar la literatura alemana, pudo responder con verdad: El terror no es de Alemania, es del alma. Harto más firme y duradera que las poesías de Poe es la figura de Poe como poeta, legada a la imaginación de los hombres. (Lo mismo ocurre con Lord Byron, tal vez con Goethe). Algún verso inmemorable - Was it not Fate, that, on this July midnight - honra y acaso justifica sus páginas, lo demás es mera trivialidad, sensiblería, mal gusto, débiles remedos de Thomas Moore. Aldous Huxley se ha distraído vertiendo al singular dialecto de Poe alguna estrofa sentenciosa de Milton; el resultado es lamentable, sin bien cabría objetar que un párrafo de El escarabajo de oro o de Berenice, traducido a la inextricable prosa del Tetrachordon, lo sería aún más. Nuestra imagen de Poe, la de un artífice que premedita y ejecuta su obra con lenta lucidez, al margen del favor popular, procede menos de las piezas de Poe que de la doctrina que enuncia en el ensayo The philosophy of composition. De esa doctrina, no de Dreamland o de Israfel, se derivan Mallarmé y Paul Valéry. Poe se creía poeta, sólo poeta, pero las circunstancias lo llevaron a escribir cuentos, y esos cuentos a cuya escritura se resignó y que debió encarar como tareas ocasionales, son su inmortalidad. En algunos (La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Un descenso al Maelström) brilla la invención circunstancial; otros (Ligeia, La máscara de la Muerte Roja, Eleonora) prescinden de ella con soberbia y con inexplicable eficacia. De otros (Los crímenes de la Rue Morgue, La carta robada) procede el caudaloso género policial que hoy fatiga las prensas y que no morirá del todo, porque también lo ilustran Wilkie Collins y Stevenson y Chesterton. Detrás de todos, animándolos, dándoles fantástica vida, están la angustia y el terror de Edgar Allan Poe. Espejo de las arduas escuelas que ejercen el arte solitario y que no quieren ser voz de los muchos, padre de Baudelaire, que engendró a Mallarmé, que engendró a Valery, Poe indisolublemente pertenece a la historia de las letras occidentales, que no se comprende sin él. También, y esto es más importante y más íntimo, pertenece a lo intemporal y a lo eterno, por algún verso y por muchas páginas incomparables. De éstas yo destacaría las últimas del Relato de Arthur Gordon Pym de Nantucket, que es una sistemática pesadilla cuyo tema secreto es el color blanco.

Shakespeare ha escrito que son dulces los empleos de la adversidad; sin la neurosis, el alcohol, la pobreza, la soledad irreparable, no existiría la obra de Poe. Esto creó un mundo imaginario para eludir un mundo real; el mundo que soñó perdurará, el otro es casi un sueño.

Inaugurada por Baudelaire, y no desdeñada por Shaw, hay la costumbre pérfida de admirar a Poe contra los Estados Unidos, de juzgar al poeta como un ángel extraviado, para su mal, en ese frío y ávido infierno. La verdad es que Poe hubiera padecido en cualquier país. Nadie, por lo demás, admira a Baudelaire contra Francia o a Coleridge contra Inglaterra.

Extraído de: La Máquina del Tiempo

Read more...