Evolucionismo

¿Es verdad que hoy en día hay científicos que ponen en duda la Teoría de la Evolución?

No, actualmente no hay científicos que se atrevan a poner en duda la Teoría de la Evolución de las especies.

Lo que si se pone en duda, son algunos de los fundamentos de la clásica Teoría de la Evolución formulada por Charles Darwin, científico inglés del siglo pasado.

En su libro llamado "Ensayo sobre el Origen de las Especies por medio de la selección natural, o la conservación de las razas en la lucha por la existencia", escrito en 1856, Darwin afirma que las especies de animales y plantas de nuestro planeta no existieron siempre como son ahora, sino que han cambiado. Desde el momento de la aparición de la vida en nuestro planeta, hasta nuestros días, han pasado miles de millones de años, y las especies no son las mismas. Algunas han desaparecido y otras han sufrido cambios a causa de la Evolución. Lo curioso es que mientras unos seres vivos han experimentado muchos cambios en su anatomía, tamaño e incluso hábitos alimenticios y lugar en la naturaleza; otros sin embargo no han cambiado prácticamente nada. Por ejemplo: los tiburones. Permanecen casi igual a como eran cuando aparecieron hace 300 millones de años. Cierto que algunas variedades de tiburones han cambiado y otras han desaparecido pero su aspecto exterior y sus hábitos predadores y lugar en la naturaleza no han cambiado.

No podemos decir lo mismo de las ballenas, que hace 50 millones de años, eran mamíferos que vivían en el suelo firme. Luego se adaptaron a la vida en el mar. Perdieron sus patas que fueron lentamente transformándose en aletas y en una cola parecida a la de los peces. Este proceso llevó 50 millones de años y el estudio de los fósiles(*) de las primeras ballenas nos lo revela.

Lo que discuten los científicos hoy, no es el concepto de Evolución de las especies, sino los mecanismos que la provocan.

No todos le dan a la selección natural, el papel tan central que Darwin le daba como mecanismo generador de la Evolución. Algunos como el paleontólogo estadounidense Stephen Jay Gould, sostienen que la Tierra ha sufrido en el correr de su historia diferentes catástrofes naturales, que provocaron extinciones en masa de los seres vivos. Estos cambios drásticos son generados por las fuerzas naturales y alteran drásticamente el medio ambiente de los seres vivos, condenando a unos a la extinción y a otros los favorece para que proliferen y se transformen en especies dominantes.

La última gran catástrofe y ciertamente la más famosa, fue la que exterminó a los dinosaurios y que tuvo lugar hace unos 75 millones de años. Y no sólo acabó con éstos, sino con especies de plantas y animales diversos. Desapareció el 80% de las especies de los seres vivos.

Pero esa catástrofe favoreció a los mamíferos y a nosotros mismos. Probablemente no estaríamos aquí si no hubiera sucedido. La colisión de un meteorito de 15 km. de diámetro que al quemarse en la atmósfera, provocó la aparición de una nube de polvo que creó una noche perpetua de 6 meses. Esta "noche" trajo un invierno gélido (los rayos solares no llegaban), se interrumpió la fotosíntesis y las plantas murieron al verse privadas de la energía solar. Los dinosaurios, que eran en su mayoría herbívoros murieron de hambre y los carnívoros que se alimentaban de aquellos, también. En el registro fósil hay señales claras de estos desastres.

(*) Los fósiles son los restos de seres vivos de épocas muy antiguas que permanecieron conservados en el seno de la Tierra y que el desgaste producido en el terreno, a causa de la acción del agua, el viento y los terremotos, salen a la luz y son estudiados por los científicos. Los huesos, caparazones, impresiones de huellas o pisadas, son lo que se conserva. Los fósiles son, casi siempre, incompletos y no todos los animales y plantas se conservan, pero nos han permitido conocer la evolución de los seres vivos; se puede incluso saber su antiguedad, al medir sus niveles de radioactividad, utilizando la prueba del Carbono 14 o el potasio o el argón. Gracias a este registro fósil, sabemos que la vida lleva sobre la Tierra, mucho más tiempo del que pensábamos antes. Hoy se calcula que la Tierra tiene 5.000.000.000 de años de antiguedad y que la vida apareció en los océanos hace 4.000.000.000 de años.


¿Quién fue el primero que concibió la idea del Evolucionismo?

Jean Baptiste Pierre Antoine de Moret, Caballero de Lamarck. Lamarck era un laborioso y tenaz naturalista que en 1801, escribe su libro "Sistema de animales invertebrados", en el cual analiza una serie de ideas que son el origen mismo del Evolucionismo:

  1. Los seres vivos no son los mismos hoy, que los que aparecieron sobre la tierra en el momento de la creación. Los organismos tienen la tendencia natural de ser cada vez más complejos.
  2. La naturaleza tiende también a incrementar con el paso del tiempo el tamaño de los seres vivos.
  3. Los órganos de los seres vivos, se modifican a lo largo del tiempo como resultado de una necesidad.
  4. Los órganos se desarrollan y crecen de acuerdo al uso al que están sometidos.
  5. Los cambios en los seres vivos, se transmiten de padres a hijos.

Los ejemplos que usó para ilustrar su teoría son bien conocidos. Unos es el de la jirafa. ¿Por qué posee un cuello tan largo? Porque su alimento está en las ramas más altas de los árboles y para alcanzarlo lo necesita. Otro ejemplo lo constituyen las patas palmeadas de las aves acuáticas como los patos y los cisnes, perfectas para nadar. Lamarck, afirmaba además, que el hombre, el ser más perfecto y complejo, constituye el pináculo de la creación.

Si bien las ideas de Lamarck, influyeron en Darwin, éste no tomó en cuenta todas sus ideas, pues para él la evolución se puede explicar por otras causas. Sin embargo, algunos científicos actuales, rescatan algunos de sus aportes, por ejemplo, el descubrimiento del código genético, clave por la cual se produce la herencia de los seres vivos. El descubrimiento de los mecanismos de herencia de las características a través de las generaciones por el monje alemán Gregorio Mendel, confirmó muchas de las ideas de Lamarck.


¿Charles Darwin, dijo que el hombre descendía del mono?

Darwin nunca dijo eso. En 1859 cuando publicó su Ensayo sobre el Origen de las Especies, se cuidó mucho de no decir eso. El dijo que por sus conclusiones "se va a hacer mucha luz, sobre el origen del hombre". Pero a pesar de que se cuidó mucho en sus términos, era claro por el contexto de su obra que el hombre descendía de animales primitivos, similares a él y también por supuesto, similares a los monos antropoides.

El equívoco proviene de la vulgarización malintencionada de la Teoría de Darwin, realizada por sus detractores. Sobre todo porque algunos acusaban a Darwin de querer oponerse y contradecir a la Biblia y la fe cristiana. Pero esta acusación no es justa. Nace de una equivocada y fundamentalista interpretación de la Biblia, que comete el error de tomarla como un libro de ciencia y no como un libro religioso que trae verdades distintas a las que nos aporta la ciencia, distintas pero no opuestas.

Cuando Darwin publica su libro, se producen en Londres una serie de encuentros polémicos. Darwin no participa en ellos. Pero su amigo, Tomás Henry Huxley sí. éste era un hábil polemista y naturalista y fue el mejor divulgador de las ideas de Darwin en su época.

Tanto Darwin como los científicos, creen que los primates son parientes del hombre (gorila, gibón, chimpancé, etc.) y tanto ellos como nosotros descendemos de antecesores comunes. De estos antecesores primitivos surgieron descendientes que evolucionaron en dos direcciones distintas. Una que produciría a los monos antropoides y otra a los homínidos, que dieron origen al hombre. Los científicos actuales han descubierto que el ADN(*) del chimpancé es casi idéntico al del hombre. Sólo hay en su composición química un 1% de diferencia.

(*) El código genético es el conjunto de información contenida en moléculas muy complejas que se encuentran en el núcleo de las células de todo ser vivo. Estas moléculas son de un compuesto llamado ácido Desoxirribonucleico (ADN) y son capaces de guardar en su estructura química, la información necesaria para "construir" a un ser vivo. Estas moléculas son capaces de replicarse a sí mismas. Y son la causa de la trasmisión de las características físicas de padres a hijos. A veces la réplica no se hace bien, entonces tenemos las llamadas enfermedades genéticas como el Síndrome de Down, la Hemofilia o el Daltonismo, etc.


¿Qué es la selección Natural?

Es el concepto clave en la Teoría de la Evolución de Darwin. Para formularla, se basó en sus notas, producto de sus detalladas observaciones, realizadas en un viaje de investigación alrededor del mundo. Las conclusiones a las que llegó junto a su amigo Charles Lyell son:

  1. Las especies no son inmutables sino que cambian a lo largo del tiempo. Unas se extinguen y otras aparecen. Nuevas especies surgen de las ya existentes.
  2. La Tierra es más longeva de lo que pensamos. Antes de Darwin los científicos creían que la Tierra tenía tan solo unos pocos miles de años. Por medio del trabajo de Lyell llega a la conclusión de que nuestro planeta tiene miles de millones de años. Eso es tiempo suficiente para que las especies evolucionen. La medición de las rocas radiactivas de la tierra, ha permitido a los científicos comprobar que Darwin tenía razón. Hoy sabemos que la Tierra tiene cinco mil millones de años.
  3. Los recursos alimenticios de la Tierra son renovables pero limitados. Eso provoca una dura lucha por la sobrevivencia entre los seres vivos donde todos compiten por el alimento. Pero sólo los mejores adaptados a las condiciones del medio ambiente son los que sobreviven, los otros se extinguen. Este factor también controla el número de los seres vivos. Todas las especies se multiplican y tienden a proliferar, pero los recursos limitados y la competencia entre los seres vivos, hace que las poblaciones animales no sean más numerosas que los recursos alimenticios de los cuales dependen. A este proceso Darwin lo llama selección natural.
  4. La selección natural es el motor fundamental de la evolución de las especies, de los cambios que experimentan y de la aparición de nuevas especies.
  5. El aislamiento geográfico también puede ser causa de la aparición de nuevas especies. Esto lo descubrió Darwin al estudiar los pinzones (un tipo de pájaros) de las islas Galápagos. Estos tenían picos diferentes y constituían distintas variedades de la misma especie. La diferencia se explicaba porque provenían de islas distintas y su alimentación era distinta. Darwin pensó que si quedaban aislados el suficiente tiempo, terminarían por cambiar tanto que ya no serían la misma especie. Sólo se necesitaba tiempo (millones de años claro).


¿Es cierto que el hombre apareció en Africa?

Los últimos descubrimientos parecen confirmarlo. Sobre todo los de los científicos británicos, Louis y Mary Leakey, que hallaron en Africa, concretamente en la Barranca de Olduway (Kenya), restos de homínidos de 2 a 3 millones de años de antiguedad y que fueron con toda probabilidad nuestros antepasados.

Estos homínidos son varios tipos de Australopitecus (nombre que significa mono del Sur), llamados así porque los primeros fósiles se encontraron en Africa del Sur. Estos homínidos no pueden ser catalogados aún como seres humanos, pero sí como nuestros probables ancestros, puesto que ya caminaban erguidos, tenían pulgares oponibles y manejaban toscas herramientas.

En la región de Affar (también en Kenya) se encontró el esqueleto casi completo de una hembra del llamado Australopitecus Affarensis, a la que llamaron "Lucy", pues los científicos que la encontraron estaban en ese momento escuchando en su radio el tema de los Beatles "Lucy en el cielo con diamantes". Lucy tiene 3 millones de años y ya caminaba completamente erguida. Así que las imágenes de cavernícolas simiescos y encorvados, es falsa. El equívoco tal vez se debe a que el primer Hombre de Neandertal, encontrado en el valle del Río Neander en Alemania, tenía la columna deformada por la artritis (el descubrimiento es del año 1863). Posteriores hallazgos de hombres de Neandertal más jóvenes, permitieron aclarar las cosas.

Louis Leakey opina que el ejemplar que encontró más evolucionado en la misma barranca de Olduway y que compartía en la misma época el espacio de la sábana con otros homínidos, podría ser el primer hombre. él lo bautizó "Homo Hábilis" pues al parecer había desarrollado mucha habilidad en la fabricación de herramientas. El Homo Hábilis africano tiene 2 millones de años de antiguedad.

Al parecer los primeros Homo Sapiens Sapiens (nuestra especie) aparecieron en Africa Central hace 250.000 años.

Claro que estas teorías pueden cambiar, pues el registro fósil es incompleto y nuevos hallazgos podrían modificar estas conclusiones.


¿Es cierto que la Iglesia Católica siempre rechazó el Evolucionismo?

La Iglesia Católica ha sido siempre más prudente que otras Iglesias en la crítica del Evolucionismo.

El fundamentalismo protestante en mucho más radical. Por ejemplo, en Estados Unidos, todavía hay escuelas y liceos en los cuales no se puede enseñar la teoría de Darwin.

Papas como Pío XI y Pío XII no han dudado en recurrir al asesoramiento de los científicos para analizar esta teoría que parecía oponerse a los datos de la Revelación. El papa Pío XII, por ejemplo, en su encíclica "Humani Generis" del año 1950, cuestiona no tanto la teoría científica, sino las teorías filosóficas que apoyándose en el Evolucionismo, pretendían negar la existencia de Dios. En efecto, no compete a la ciencia probar la existencia de Dios. Tampoco se puede pretender hacer pasar una teoría filosófica como si fuera científica y ya demostrada.

Además, añade Pío XII, el evolucionismo no ha sido aún demostrado plenamente, como para hacer de él un dogma inamovible. Aclara además: "El Magisterio de la Iglesia no prohibe que en las investigaciones o disputas de los hombres de ciencia, se hable o trate de la doctrina del Evolucionismo, la cual busca el origen del Cuerpo Humano en una materia viva preexistente (pues la fe católica nos obliga a retener que las almas son creadas inmediatamente por Dios), según el estado actual de las ciencias humanas y la Sagrada Teología, de modo que las razones de los que defienden o impugnan tal doctrina, sean sopesadas y juzgadas con la debida gravedad, moderación y templanza, con tal de que estén dispuestos a obedecer el dictamen de la Iglesia a la que Cristo confió el encargo de interpretar adecuadamente las Sagradas Escrituras." Humani Generis n. 18.


¿Qué dijo Juan Pablo II sobre el Evolucionismo?

El 22 de octubre de 1996, el Papa se dirigió a los científicos de la Pontificia Academia de Ciencias, con motivo del 60 aniversario de su fundación y en su discurso tocó el tema del Evolucionismo.

Recordó en primer lugar que ya Pío XII había enseñado que no había necesariamente oposición entre la teoría de la Evolución de las especies y la doctrina de la fe, sobre el origen del hombre y su vocación. Si bien Pío XII podía afirmar en su momento que la Teoría de la Evolución no estaba aún demostrada suficientemente, esto ya no se puede decir hoy. Los hallazgos científicos han confirmado esta teoría.

Aunque no se debe hablar de una teoría sino de varias. Al igual que Pío XII, Juan Pablo II distinguió entre las teorías de la Evolución científicas y las teorías filosóficas que pretenden apoyarse en la teoría de la Evolución para reducir al espíritu humano, a un simple fenómeno accesorio y accidental, surgido de la materia. Estas teorías no son compatibles con la fe cristiana. Pero estas teorías no son ciencia, sino doctrinas filosóficas, que a veces se quieren presentar falsamente como ciencia. Recordó además que entre todos los seres de la creación, es el Hombre el único que Dios ha amado por sí mismo, creándolo a su imagen. "El Hombre está llamado a entrar en una relación de conocimiento y amor con Dios mismo, relación que encontrará su plena relación más allá del tiempo, en la eternidad. Es en el misterio de Cristo Resucitado que se nos revela toda la profundidad y la grandeza de esta vocación. En virtud de su alma espiritual, toda la persona, incluido su cuerpo, posee esta dignidad. Pío XII, había destacado este punto esencial, el Cuerpo humano tiene su origen en la materia viva que existe antes que él, pero el alma espiritual, es creada inmediatamente por Dios."


Becoming Human

Magnífico documental hecho por el paleoantropólogo Donald Johanson y patrocinado por el Institute of Human Origins de la Universidad de Arizona en USA.

El documental está en inglés y es bastante interactivo, lo pueden ver online o bajar una versión para ver en la PC.


Basado en un artículo publicado en la revista Umbrales (número 77), escrito por Eduardo Ojeda.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Gracias por dejarme tu opinión.